El dilema ético del SEO

La primera vez que escuché el término SEO pensé “y SEO qué es?”

La primera vez que descubrí su importancia resultó ser un mazazo de realidad que me pegaba una hostia en la cara.

Es decir, da igual que lleves meses trabajando en esta web, que no la va a ver nadie a no ser que pagues a Google Adwords, a Facebook Ads, a quiensea_Ad y, aún así, fuera del tráfico de pago serás invisible al resto del mundo.

El imperialismo de Google y Facebook.

Si uno ha de conseguir reputación de forma natural, en internet, ya puede esperar sentado. La reputación de la tienda de barrio la daba el boca a oreja y en internet eso es muy rápido y superficial. Nadie recuerda el link que vió hace dos minutos (a no ser que sea un video de gatitos de la hostia). Así que, de pronto, tú quieres llegar y que la gente googlee “comprar zapatos” y ahí aparezca tu tienda, en la tercera o cuarta posición.

No, nene/nena, no.

Google aún no se ha pasado por tu página a echarle un ojo, y cuando lo haga va a pasar de ti como del culo. Te dirá que para que te vean los clientes debes pagar. Mucho. Paga. Suelta la mosca. La publicidad siempre ha existido y aquí vamos a lo grande. Para ser del club de internet te toca pasar por caja.

Pero Facebook es gratis!! Vamos a facebook, creamos una fanpage, le decimos a todos nuestros amigos y vecinos que den like y compartan y que le den a “Me gusta”. Pero nadie tiene la necesidad de comprarte los zapatos. Ni siquiera la familia te comprará un zapato para que en tu tienda tengas una venta.

Es triste de pedir, pero más triste es de robar. Nadie quiere comprarme un zapato? Si la web está de puta madre y es responsive y me gasté una pasta en themeforest.

primate-ape-thinking-mimic.jpg

Así me quedé pensando. Con cara de mono y la mirada triste. Facebook también quería que pagara…

Miré mi maltrechada cartera y mientras MOZ me decía que mi página tenía DA 1 y PA 1 y que 0 backlinks y que no era nadie, y pagué.

Pagué a google, pagué a facebook, empecé a crear campañas como un bendito. Creé promociones para que todos le dieran a like a mi página!! SI !! llegué a los 1000 likes rápidamente y pensé que si el 0,5% de los likes me compraba un zapato ya serían… mmm… 5 pedidos!!

Pero nop. nop. nop.

Tienes que hacer SEO! una voz me decía a lo lejos, como susurrando desde el mas allá.

Así que me rendí al maravilloso mundo de los tutoriales, donde se mezcla black hat y white hat. Magia blanca y magia negra. Hechizos y pócimas para que tu web rankee.

A la RAE, por favor, en la siguiente ampliación del diccionario incluid los verbos “Googlear” y “Rankear”. No. No me vale “buscar en el google” ni “clasificar”. Son verbos. Primera conjugación. Yo googleo, tú googleeas, él googlea,…

singer-mexicans-sing-man-59858.jpeg

Entonces me pregunté: salvo “hacer la web bien”, es decir, utilizar bien el SEO onpage, cuál es la fina línea que divide el white hat del black hat? por qué unas prácticas las condena google y las otras no?

Cual es la diferencia entre el sombrero negro, el blanco y el mariachi?

A mi modo de ver, Google quiere que todos hagan white hat SEO porque es LENTO, porque lleva MUCHO TRABAJO, porque es árduo, doloroso, penoso, ansiógeno y requiere de unas dosis de paciencia y fe ciega de la hostia.

Pero el black hat SEO, oh, querido lector/querida lectora. Si te pillan te mandan al final de la fila de la última página de resultados de google.

Sí. Cuando dicen “Se han encontrado 3,403.305 millones de resultados”, tú eres el que hace 3,403.404 (y luego otro que la hizo más gorda que tú).

Recuerda que si quieres hacer desaparecer un cadáver, entiérralo en la segunda página de resultados de google. Por Javier Racionero

 

Anuncios

Cómo aumenté las ventas de mi sitio online de un día para otro con JivoChat.

Pues para empezar contando mis fracasos contaré sobre una web que estaba haciendo para un obrador: https://www.obradorartesanal.com

Había muchísimas visitas, de gente que llegaba, miraba los productos, y se iba. Muy pocas ventas. Los productos que se vendían en esa web eran de pastelería artesana, se hacían a medida y se mandaban en frío recién hechos (imagináos, una tarta de queso mandada por mensajería… pues terminaría hecha un desastre!).

El caso es que ni con google analytics, ni tag manager, ni con nada conseguía saber por qué la gente entraba, miraba y la mayoría se iba sin comprar. Hasta que un día me instalé JivoChat. Ojo con el plugin que es la hostia!

En qué consiste? Pues en incluir una chat en la web. Así de simple y así de POTENTE.

Para empezar, el plugin registra por qué páginas se va moviendo el usuario, de forma que puedes ayudarle y guiarle viendo lo que él ve. Si entra en una página, si se ha metido en una 404 que no tenias controlada, etc. Además, te deja mandarle imágenes, responder en varios idiomas, o devolverle una llamada mediante Viber!

Sobre la instalación: FACIL Y LIMPIA. No hay que instalar plugins de ningún tipo, ni en wordpress ni en magento (que son los entornos que he probado). Tan solo insertas el script que ellos te dan en el footer y ya lo tienes! Desde el admin panel configuras la apariencia y te das de alta un agente (con tu foto y datos, etc.) y ya lo tienes operativo!

La primera persona que inició un chat conmigo preguntó sobre el envío. Quería saber qué hacíamos para que el producto llegase en perfecto estado. Tras chatear un rato, hizo una compra. La segunda tenía problemas porque no conseguía seleccionar UNA tarta, y siempre le hacía pagar por 3. Pude enviarle una captura de pantalla mostrándole cómo podía hacerlo desde la propia aplicación de chat… y realizó otra compra!

Así que enlacé el plugin con facebook. Lo bueno es que además te permite gestionar las respuestas mediante trigers.

Por ejemplo, supón que alguien te habla y en ese momento tienes a alguien al teléfono. Te va mandando mensajes en plan “Ahora mismo te atiendo, dame un minuto” y cosas así.

Para mi es el plugin número 1 y el que más y mejor resultado me ha dado. Puedes instalártelo y usarlo GRATIS aquí justo después de registrarte.

Sí, es un enlace de afiliado. Si te registras a través de él, me llevo algo que me permite mantener las licencias pro. Eso sí, vale la pena lo que cuesta, y lo que no cuesta si lo usas free.